Knockin on Heavens Door

Noche. Autopista. Sueño. No puedo evitar que mis ojos se cierren mientras manejo. A veces solo suelto el acelerador y el coche sigue solo, a veces dejo el pie ahí… no lo puedo evitar. Y para ser sinceros, me atrae esa idea…. la idea de manejar durmiendo.

1 Comment Knockin on Heavens Door

Leave a Reply