Crónica de un asalto (uno de muchos en la ciudad de México)

Tarde nublada, noche lluviosa.

7:50 Salí de mi trabajo, Yael paso por mi, decidimos irnos por Palmas. Mucho tráfico en la zona de Polanco,8;20 ya en el Periferico, por el Toreo, curiosamente no había mucho. Así que llegamos rápido a su casa. 9:00 Cada quien se cambio, porque fuimos al gimnasio. Bicicleta bicicleta, por una hora. Bajamos del Gimnacio y abordamos el coche, Yael , Raquel y yo, Todo normal. 10.05 Llevamos a Raquel a su casa. Nos despedimos. Arranque. Dimos vuelta a la calle, me estacione frente a su casa, apague el coche 10:10. Nos preparabamos para bajar del coche, ella me abrazo y justo en ese momento un volkswaven se acerco a nosotros, en ese momento pense que algo estaba mal — ya valio madres, pense– vi por el espejo retrovisor lateral que alguien se acercara, mis dudas se confirmaron cuando abrio la puerta y me apunto con su arma. Me bajo del coche sin exceso de violencia, hizo que me incara y me llevo a la parte tracera del coche, mi unica pregunta en mi cabeza era Yael, yo me sentía tranquilo, no tuve miedo, al menos no en exceso, mi miedo me dejaba pensar, no en mi, cuando vi que ella estaba a salvo algo dentro de mi descansó. 10:12 veo como se llevan el coche. Soy testigo y victima de otro crimen en esta ciudad. Otro crimen y la ciudad sigue inmutable. Nada cambia, no tiene porque cambiar.

3 Comments Crónica de un asalto (uno de muchos en la ciudad de México)

  1. jiotes

    que mal pex man, pero asi ya se esta haciendo esta ciudad, que bueno que nadie resulto herido…

    pero material lo que se perdio, solo esperar a que esta ciudad se convierta en una selva, donde uno se convierta en su propio juez y jurado…

    Reply
  2. ginger

    Ahora tambien puedes usar el spinning para desaturarte no solo del estres del trabajo, sino del estres que ocasiona esta ….. ciudad.

    Reply

Leave a Reply