Fragmento


Después de dos horas de caminar en silencio, cayó la noche y las estrellas comenzaron a brillar. Yo las veía como en sueño, pues a causa de la sed tenía un poco de fiebre. Las palabras del principito danzaban en mi mente.

-¿Tienes sed, tú también? -le pregunté. Pero no respondió a mi pregunta, diciéndome simplemente:

-El agua puede ser buena también para el corazón…

No comprendí sus palabras, pero me callé; sabía muy bien que no había que interrogarlo.

El principito estaba cansado y se sentó; yo me senté a su lado y después de un silencio me dijo:

-Las estrellas son hermosas, por una flor que no se ve…

¿Porque, entonces, eso no se puede? :(

2 Comments Fragmento

  1. ginger

    Ojala y todos pensaramos como el principito, pero asi como el, tengo que entender ahora que eso no es asi…y regresar a mi asteroide!
    kuerangas…lee el principito, el mejor libro que existe!!!

    Reply

Leave a Reply