Mis mascotas y yo

Desde hace mucho que deje de tener mascotas, recuerdo que la primer mascota que tuve fue un pollo, estaba en primaria y tendría 5 o 6 años. Entonces mi mamá fue por nosotros y cuando regresamos el pollo estaba ahogado: salto a una cubeta llena de agua y creo que se canso de nadar y cuando llegamos lo encontramos muerto. Dolio. Luego mi abuelito me regalo un Doberman. Nos mudamos y lo tuvimos que regalar. Un día lo encontre, no me reconocio, yo era un niño. Me sentí tan mal. Después de eso no volví a querer tener una mascota, las que llegaban era porque mi papá las encontraba y entonces yo me hacia cargo. Mi papá una tarde llego con un pajaro de esos “callejeros”. Estaba enfermo, lo cuide y luego de que me encariñe con él pues mi mamá me dijo que lo teniamos que dejar ir. Y en efecto. También me dolio. Y asi, llegaban mas pajaros y pajaros. pero no me encariñaba con ellos ,sabía que una vez que se recuperaban lo mejor era dejarlos ir.

Hasta que un dia mi hermano vio un canario en la calle, no podia volar y no porque estuviera enfermo, sino porque no sabía volar, creo que a algun vecino se le escapo. Y fuimos a agarrarlo. Lo meti a su jaula, y pues al parecer estaba asustado, tanto que ya no cantaba. Le puse vaina y la florecita de vainilla, y alpiste , agua. Y todas las mañanas lavaba su jaula. Aun cuando tenía que ir a la escuela. Y todas las mañanas yo hacia chifliditos cortos. Y me empezo a contestar. Una mañana nos desperto a todos cantando. Al parecer recupero la confianza. Todas las mañanas hacia lo mismo, destapar la jaula, limpiarla, ponerle alpiste y vaina junto con agua, sacarlo al patio y dejarlo ahi. A veces venian los pendejos gatos y yo salia y los mojaba, o si podia los pateaba. El tiempo, como siempre inexorable, pasa. Sigue. En Marzo del 2000 el canario murio. Solo escuche su canto debil, mi mamá estaba abajo. Me grito que algo le pasaba, yo baje. a veces se atoraba sus patitas con la jaula, y tenia que meter la mano y no agitarlo demasiado o se lastimaria mas, pense que era algo asi. Cuando llegue con mi mamá el canario ya estaba muerto. ¿Mal augurio? No lo sé, ese año fue dificil para mi. Obviamente me dolio mucho que cada que abria mi puerta y yo silvaba mi canario ya no estaba ahí para responderme. No he vuelto a tener una mascota.

just sing!

5 Comments Mis mascotas y yo

  1. Khatiya

    Yo tuve una tortuguita que la deje morir. Y el conejo de mi hermana se suicido (fue mi culpa por dar la idea de dejarlo en una parte de la casa, de ahi salto desde el 2do piso y paf). Ambos perros “cuidadores” de Cerro Azul se han muerto o escapado.

    Y por eso no me queda mas que decir que me aterran los animales.

    Reply
  2. shamballa

    Es Lo triste… perder a las mascotas.
    Yo siempre tuve un perro, pero con cada mudanza de ciudad pues teniamos que regalar al perro (asi decia mi mama, ahora no veo la relaciòn) El chiste es que tuve muchos. El ultimo Gypsy :( lo extraño.
    Ahora tengo peces, no se que pasara despues que mueran.

    Reply
  3. ginger

    las mascotas son los mejores amigos, duele mucho perderlas porque siempre estan ahi con nosotros, no nos juzgan de ninguna forma y confian plenamente en nosotros…

    Como se extrañan!!
    Saludos

    Reply
  4. sLeA

    Oh Sí! duele mucho perder a una mascota, desde pequeña empecé por tener de esas tortuguitas japonesas,una murió asfixiada,otra desapareció y jamás enocntramos su cadáver,después cuando yo tenía como 4 años quería un camello,y en respuesta obtuve un cotorro,que duró 18 años en la familia (murió muy joven),un día desperté y mi hermano me dijo que Chucho estaba muerto,lloramos y lo enterramos,aún hasta la fecha la costumbre no lo olvida,despés de un luto de 2 años,me compré un pez,brillante y azul,con un poco de fucsia,lindo realmente,y de repente,sin causa aparente después de un mes,murió,justo cuanodyo le compré una red nueva y plantitas de esas de hule para su pecera,las plantitas y la red siguen empacadas,duele mucho cuando mueren la mascotas.

    Reply
  5. marthis

    tuve peces, pero nunca me he apegado a uno de esos, lo mío son los perros. Tengo uno desde que tengo 8 años, pobrecito, tengo otro que aunque lo quiero menos, es parte de la familia también. SAL DONDE ANDAS? Se te necesita por acá!

    Reply

Leave a Reply