Brisa

Cuando estaba en la preparatoria recuerdo como me di cuenta que ella me gustaba. Ya era amigo fiel del Garufa, ya nos habáimos ido a fumar mariguana varias veces afuera de la escuela, es mas, el Garufa y yo ya platicabamos denso y supero la prueba que pocas personas superan: el silencio. Y me refiero a que hay personas con las que no tienes que decir absolutamente nada para estar bien con ellas, solo estar y punto. Pero bueno. Sigo con Brisa. Era Agosto, recuerdo bien que era una de esas mañanas nublosas con llovisnita. Garufa acaba de salir de un examen extraordinario y al parecer el güey había reprobado. Entonces me dijo que queria hablar con el profesor y fuimos a la dirección. Lo acompañe y afuera estaba Edith, fan, por asi decirlo de Garufa. Nada mas lo veia y se le olvidaba todito, hasta se ofrecio a hacerle el paro y acompañarlo a hablar ahi adentro. Yo decidi esperar afuera. Y la vi, jugaba con un charquito. Ella me pregunto algo y yo me acerque. No la escuchaba porque hablaba con una voz bajita. Recuerdo perfectamente este detalle: tenía el pelo agarrado con una de esas liguitas para el cabello dejandole una sola trenza. Me pregunto con su vocecita suave que si había reprobado, a lo que conteste que no, que sólo había venido por Cesar. Y sonrio. Y me miro , asi, con sus ojitos claros, su piel blanca… y la verdad la verdad, sentí maripositas en el estomago. (hasta nomas de acordarme sonrio, jajaja, es chido eso). Es cierto, yo la había visto antes en la prepa, pero nada mas. Solo que ese día me di cuenta que me gustaba. No sé si ella se dio cuenta, siguio jugando con el charquito. Después el Garufa salio y le conte todo. El se reía de mi. Y me dijo… vas. Nunnca me anime, Garufa me dijo que Edith le había dicho que si me veia con buenos ojos, pero no, mas bien era la inexperiencia del momento, asi que no me anime, solo recuerdo que en una fiesta yo no estaba tomando ni nada, y ella estaba ahi sentada. Me invito a sentarme junto a ella, me sonrio… le tome la mano… y ella recargo su cabeza en mi hombro. Se que todo esto es bien cursí, pero pocos momentos han sido tan lindos como ese.

8 Comments Brisa

  1. viviana

    ..no nada cursi por el contrario esos pequeños detalles y momentos son los que hacen grandiosa nuestra miserable vida a poco no?

    Reply
  2. Misirlou

    al atreverse a reconocer que hay momentos que te calan y sobre todo no avergonzarse de ellos, son una muestra clara de que no smos piedras, y apesar de esta aparente falta de dureza, realmente se demuestra la fortaleza del ser.

    Reply

Leave a Reply