Libros.

El viernes, mientras esperaba a Willow en un Sanborn’s me dio por hojear los libros, considerando que prefiero hojear las revistas ya que siento yo, es menos comprometedor que hojear un libro. Dos libros me llamaron la atención, uno de Michael Moore -que no recuerdo el título- pero que narraba una anecdota de esas increibles que sucedieron el 11 de Septiembre (una persona que trabajaba en el WTC un día antes había cenado burritos preparados por su esposa, al siguiente día, en el trayecto a su trabajo se cago -literalmente- en los pantalones y tuvo que regresar a su casa a cambiarse, y por una cagada –ahora si– se salvo de morir en el atentado). Vi el precio y me dije: “lo voy a comprar”, pero recorde que tengo algunos libros formados esperando a ser leidos -algun día-

El segundo libro fue uno de Salman Rushdie, que tampoco recuerdo el titulo, pero era una compilacion de algunos ensayos y narraciones cortas. El primero narra como se volvio escritor (desde los 10 años este tipo ya escribia cosas). Yo nunca he terminado nada de leer de Salman Rushdie, empeze hace muchos muchos años “los versos Satanicos”, pero mi cabeza estaba en otro lado y no podia leerlo. Vi el precio y pense que en otra libreria deberia de estár mas barato.

Eso es lo que tengo ahorita en mi cabeza.

7 Comments Libros.

  1. ginger

    a mi no me da nada de pena hojear libros….digo es la forma mas segura q tenemos de ver mas o menos de que se tratara el viaje de imaginacion que tendremos si lo adquirimos…
    la lectura es muy chida, yo ahora llevo un pequeño periodo de abstienencia… pero me conozco siempre me pasan, y despues devoro algun libro!!

    Reply
  2. Mau

    Qué onda coca, de paseo por aquí. Igual, prefiero tomar revistas en los centros comerciales (en los restaurantes casi no :p) me paseo por todos lados con ERES, PC MAGAZINE, PROCESO, VANIDADES, ja!

    Saludos, hasta el próximo post.

    Reply
  3. smells

    No me gusta hojear los libros, porque siempre termina gustándome al menos uno y nunca cuento con la plata suficiente para adquirirlo; cuando lo tengo, el pinche libro ya no está.

    Reply

Leave a Reply