agosto

hoy llegue a mi casa con un ligero dolor de cabeza. Viajar en microbus puede ser tranquilizante cuando estas de buenos animos, pero cuando arrastras algunas cosas de preocupación viajar en microbus se transforma en una terapia no muy agradable ya que uno se sumerge en pensamientos “traicioneros”. (el problema es que llevaba un libro pero el maldito apago la luz). Odio las llamadas de telefono, odio que me llamen mas de 5 minutos. Nada tiene que ver una cosa con otra. Pero creo que por eso me dolio la cabeza porque llegue y sono mi telefono.

5 Comments agosto

  1. shamballa

    ojála sea un dolor pasarjero
    y es bueno saber que odias las llamadas de tel. y mas si son Largas
    Cuidate y que se componga ese dolor!!

    Reply
  2. Willow

    uff que onda con el microbus, eh??? cómo te apaga la luz el naco chofer eh?? que indio, en serio que najayote el microbusero ese!!!!

    Reply
  3. Milo

    Yo tambien odio las llamdas de telefono, sobre todo cuando es mi trabajo y me tengo que levantar a las 3:30 de la mañana para llegar al trabajo y estar lleno de llamadas y con los mendigos servidores caidos… pero es el mejor trabajo que he tenido :D… :P

    Reply
  4. Merboy_

    Viajar en microbus, es dejarte llevar por la melancolia, el folclor, aprender a sentir la vida de una ciudad y recorrerla como quien recorre un cuerpo extraño pero excitante. Que si son inseguros, que si son peligrosos, que si son unos nacos, que si son mierda … a quien le importa? nadie esta exento de serlo.

    Reply

Leave a Reply