El ultimo domingo del fin del mundo.

Hoy llovio y no me extraña que llueva en enero, de hecho pienso que si en otros lugares neva aquí lo menos que puede suceder es presisamente que llueva. Lo rescatable del asunto es que mientras llovia los rayos del sol se colaban entre las nubes dando una sensación de tranquilidad… algo que en esta ciudad es raro. Una avenida vacia. Cientos de gotas dejandose caer. Parecia que por un momento todo (el sol, la lluvia, los pocos autos que circulaban, el disco de ayer e incluso el sueño que no me deja) tuviera sentido. Con la lluvia llego el granizo y también una ambulancia. Y también yo llegue al lugar dónde tenía que recogerla. Y justo en el momento en que el mundo parecia colapsarse (de un momento a otro todo cambia y todo gira) el arcoiris aparecio recordando una promesa olvidada. No quedo mas que abrazarnos y contemplar… no quedo mas que bajar la voz casi a murmullos y dejar escapar un suspiro.

8 Comments El ultimo domingo del fin del mundo.

  1. ireland

    si fuè rica la lluvia del domingo, yo estaba en un cafè de la codesa ….. realmente fuè rico rico muy rico

    Reply

Leave a Reply