Manejando de regreso a casa…

a Deivid con quien solia compartir a lot of silences en las horas de comida de aquellos dias

A través del laberinto de la forma me he asomado a lo que –más allá de la forma– me llama a la totalidad de mí mismo.

A través del encantamiento de los nombres me he acercado a eso que –más allá de los nombres– me quiere en absoluto silencio.

En realidad es muy claro, muy sencillo:

La totalidad de mí mismo
en silencio;

La totalidad del silencio
en mí mismo.

7 Comments Manejando de regreso a casa…

  1. Marthis

    Shhh es mejor el silencio, habla mucho uno a veces. Eso me pasa a mí, debería quedarme más en silencio. Por otro lado, GRACIAS por la plumita gorda! gracias jeje!

    Reply
  2. chekillo

    solo keda el silensio cuando todos te dan la espalda,suave y reconfortante hilo inagotable de sonidos innombrbles,ecos de ternura,dulces ondas ke se pierden en el interior……..
    como exita el silensio……..

    Reply

Leave a Reply