En el ocaso



Bellas Artes, originally uploaded by cocainomano.

Puedo explicar facilmente porque me gusta el verano: las tardes llenas de nubes me calman, hacen que todo dentro de mi mente sea con mas calma, sin prisas. Y hay dos momentos milagrosos —realmente milagrosos– en el dia, claro, cuando esta lleno de nubes: en el amanecer y en el anochecer. Y es que es Facil de entender. En una novela José Saramago narra como amanece, como Dios se asoma por las nubes y toca a José para procrear junto con Maria a Jesús….

Las tardes también son dignas de contemplarse.

Silencio. aqui hay una.

Leave a Reply