Cosas que pasan.

Dicen que en los detalles se puede encontrar a Dios. Una flor, por ejemplo, miles de puntitos de colores. Un atardecer frente al mar. Cosas que se repiten miles de veces, millones, pero que cada una tiene sus propias cositas, sus propios detalles y sin duda ahí esta Dios. Quizás por eso disfruto las cosas pequeñas. Y siempre he pensado que las cosas demasiado “grandes” no son para mi. Uno no puede tener lo que no puede manejar.

Hoy comimos rico, mis papas y yo. Sacamos un anafre al patio, carbon e hicimos hamburguesas a las brazas. Sacamos sillas al patio y comimos ahi, bajo el sol, sin prisas. El cielo azúl y los canarios cantando suavemente. Creo que fue perfecto. Muy pequeñ pero perfecto, lleno de detalles… supongo que a Dios le gustan las hamburguesas.

3 Comments Cosas que pasan.

Leave a Reply