Raro

El sábado fuí a Toluca, muy temprano, tuve que despertarme a las 5am. Fui a una “capacitación” de una Red de Mercadeo. Sincermanete a mi no me molesta estar en algun lugar aprendiendo algo nuevo, tampoco piensó que esa capacitación cambio mi vida, simplemente –y en general esa es mi actitud ante la vida — tomo lo que me sirve, lo aplico de alguna u otra manera a mi vida y listo. Pues regresando de Toluca me encontré con Diego Catzín un viejo amigo –me lo encontre en un cruce, el iba en su carro y yo en el mio, asi que nada mas le extendi la mano en señal de saludo– y a los 3 minutos llamo a mi celular. Me aviso que el padre de Omar de la Vega había fallecido, y es que hace 7 meses apróximandamente le dictaminaron cancer (in fact, un domingo de diciembre invite a desayunar a Omar, fuimos y de regreso me pidio que le acompañara a verlo y estuve con ellos esa mañana). Así que por la tarde-noche fui al funeral y el domingo por la mañana lo acompañe en el sepulcro. Es obvio que en esos momentos reflexionas acerca de la vida y la muerte y del buen vivir y con esto no me refiero a el hotel donde te hospedaras en tus vacaciones o la marca de la última prenda que pretendes comprar. Sino al simple hecho de estar tranquilo y sano. He dejado de lado el Yoga, es hora de retomarlo.

Felices pascuas.

1 Comment Raro

  1. shamballa

    Pascua es despuès de semana santa no??
    Como sea feLices…
    Y La tranquiLidad es una de Las cosas que extrañas cu ndo La has perdido por compLeto…

    Reply

Leave a Reply