Caminar

Siempre me ha gustado caminar.

Caminar sólo o caminar acompañado. Hubo veces en las que las suelas de mis zapatos terminaban partidas porque caminaba tanto. Caminar: sentir a Dios entre mis pasos, escuchar su murmuro y perder su voz bajo el ruido de la ciudad. Caminar: encontrarme al diablo a cada pisada y dejarlo sin prisa… aunque estuviera en la próxima esquina esperando.

Caminar libera mi mente: No sé de qué, pero hay un espacio disponible para ser llenado con un nuevo pensamiento. Camine horas de noche, sin ninguna prisa: una vez por pura casualidad, en la noche, llegue a las puertas de un panteon y a lado habia locales de flores y todo a la redonda olia a flor, y se sentia su frescura. No puedo describir con exactitud esa sensación, solo se que la encontre mientras caminaba.

He caminado bajo el sol , bajo la luna, bajo estrellas, bajo nubes, bajo lluvia… razonando, imaginando. He caminando esperando que siempre exista para mi, al menos, dónde caminar.

En los primeros 3 minutos
se hizo el universo.

3 Comments Caminar

  1. mau

    que profundo andabas cuando escribiste esto…. seguramente acababas de regresar de caminar pues eso si es relajte y mas para ti… si te puedo dar un consejo que por lo menos a mi me ha servido mucho.. es que cuando camines te des un tiempo para hacerlo con la cabeza en alto mirando hacia arriba pero sin perder la vista del frente. como viendo hacia el cielo… viendo la nuebes etc. para mi eso es muy relajante ya que deberas de bajar la mirada en algun momento y volver a la realidad de todos los dias pero mientras tanto ese momento especial ahi se queda.

    SalU2…. atte. maU2

    Reply
  2. kuera

    Yo antes caminaba mucho, sin rumbo o con rumbo, preferìa caminar… y si uno va como muy “abierto” dispuesto a percibir todo, creo que pronto retomare ese habito, que ademas es un buen habito =D
    te quiero kuerooooooooo!

    Reply

Leave a Reply