1-1-11

Enero 1, 2011, desperte en la sala de mi casa.

Nunca había disfrutado tanto despertar como esta vez. La lúz del sol entraba por las grandes ventanas de la sala, que apenas era detenida por una cortina blanca. Mi cuerpo agradecía el calor que el sol hacia llegar. Había dormido como nunca, es la primer mañana de un nuevo año.  En general el 2010 fue muy bueno e intenso en todos los sentidos, quizás por eso la sensación de no haber digerido algunas cosas, la sensación de que le faltaron algunos espacios en blanco para determe con tranquilidad y serenidad. Eso me lleva a una pregunta ¿dónde estará ahora el Dr. Ruiz Soto? Espero que disfrutando de alguna playa.

No soy de los que hace lista de propósitos para un año que comienza. Sin embargo lo que paso en las dos últimas semanas del año pasado (je)  dejaron un par de cuestionamientos. (esas dos semanas se pueden resumir con la frase que ponen en los espejos retrovisores de los autos: Objects in mirror are closer than they appear).

Aun así, me gusto empezar el año como lo empeze hoy: despertando tranquilo, recibiendo la luz del sol, sintiendo calidez…. y esperando que asi sea siempre.

Feliz 2011.

Leave a Reply