At the scene of the accident

Su mirada  ya era una pregunta
A la primera palabra que decimos:
Todo.
A la segunda palabra que murmuramos:
Nada.

Leave a Reply