Jesus y Jose

Esta historia me conmovio, no cabe en mi blog, pero igual la quiero tener. Fue tomada de Wikipedia y es cortada y pegada tal cual.

Fuente: Wikipedia

Historia copta de San José

Según la historia copta, en el monte de los olivos Jesús les contó a sus discípulos la historia de José y de como murió. Los apóstoles después escribieron este relato del mismo Jesús y lo depositaron en la biblioteca de Jerusalén.

Cuando José cumplió cuarenta años se casó con una mujer, con la que vivió cuarenta y nueve años y tuvo cuatro varones (Judas, Justo, Jacob y Simón) y dos mujeres (Asia y Lidia).

Luego José enviudó y pasó un año de soledad. Los sacerdotes del templo tenían a una niña, María (en arameo Miriam), que acababa de cumplir doce años y vivía en el templo desde los tres años de edad pues agradaba al dios Yahvéh. Los sacerdotes creían que María debía tener un esposo excepcional y ese era José, que era un hombre anciano (tenía 90 años) pero se mantenía robusto. María crió y educó al hijo más joven de José, que era Jacobo y fue conocida como madre de Jacobo.

Después de casi dos años de vivir con José, María quedó embarazada de Jesús y José lo notó al tercer mes de embarazo. Quedó sumido en la depresión por su sospecha, pero el Arcángel Gabriel le reveló que Jesús era hijo del Espíritu Santo y María (de catorce años) seguía siendo pura. Jesús nació en Belén en un lugar cercano a la tumba de Raquel, esposa del patriarca Jacob. Para evitar que mataran al niño Jesús, un ángel le advirtió en sueños a José y la sagrada familia huyó a Egipto.

Jesús vivió con el resto de los hijos como un hermano más, y llamaba padre a José.

Cuando ya José era un hombre muy anciano (tenía ciento once años) su ángel le dijo que moriría ese mismo año, entonces José oró al dios Yahvéh por su alma, pues era un hombre piadoso y temeroso de Yahvéh. José empezó a decaer física y mentalmente, Yahvéh ya había dispuesto que su tiempo en la tierra sería corto, según el relato de Jesús a sus apóstoles el 26 del mes Epifi José empezó a sentir fuertes dolores.

José empezó a maldecirse a él mismo por ser un hombre pecador con grandes gritos, pidiendo perdón al dios Yahvéh por sus pecados. Los gritos de José despertaron a Jesús y este corrió a consolar a su padre.

Jesús consoló a su padre y éste le reconoció como Dios, le pidió perdón a Él por sus pecados con un conmovedor discurso y Jesús no pudo contener las lágrimas porque sabía que el final estaba cerca. María también recibió consuelo y su hijo le dijo que no estuviera triste que su amado esposo iría a un sitio mejor lleno de luz. Jesús tocó el pecho de José y sintió cómo su alma se desprendía de su cuerpo.

Jesús amenaza al Demonio

Jesús divisó entonces a la muerte y al diablo que venía a atormentar a las almas que recién abandonan su cuerpo, sobre todo a los pecadores, cuando José lo vio sus ojos lloraron. En ese momento su alma se desprendió del cuerpo. Al ver a su padre atemorizado, Jesús amenazó al demonio, quien salió huyendo y la Muerte se quedó aunque tuvo miedo, todo esto fue invisible para María y los hijos de José.

José muere

Jesús le pidió a su Padre, Yahvéh, por su padre José y le pidió una escolta de ángeles para que lo guiaran por el inframundo. La Muerte tenía miedo de llevarse a José porque la intimidaba la presencia de Jesús y eso solo alargaba la agonía, entonces Jesús fue con Abbaton (la muerte) y le dijo que ejecutara su trabajo, que no debía temerle. Abbaton cumplió y José fue escoltado al Cielo por los arcángeles Gabriel y Miguel. Jesús consoló a los hijos de José y hubo duelo en todo Nazaret.

Jesús dijo que el cuerpo de su padre no se corrompería ni se separaría de su mortaja sino después de mil años. Jesús llora sobre el cuerpo amortajado de José y reflexiona sobre la misión de la Muerte. y fue enterrado. José murió de ciento once años.